El onigiri, un bocado japonés ideal para la pausa

El onigiri, un bocado japonés ideal para la pausa

Por Annette Meinke-Crstanjen (dpa)

Se los conoce como onigiri o también como omusubi. Pueden ser redondos, triangulares, cuadrangulares, vegetarianos, veganos o, incluso, un bocadillo exquisito para carnívoros. En Japón el onigiri es el mejor acompañante para el momento de hambre. Los niños lo llevan a la escuela y los adultos al trabajo, y es tan práctico y nutritivo que ya se está extendiendo hacia otras latitudes, como la europea.

«En Japón este snack es popular desde hace más de 1000 años», cuenta la bloguera Kaoru Iriyama.

El onigiri puede tener forma redonda, triangular o cuadrangular. Sólo depende de lo que a usted le guste.

Y es que se prepara muy fácil y muy rápido y, además, los ingredientes no son caros. Se necesita el mismo tipo de arroz que se utiliza para el sushi, que es similar al arroz de risotto.

Para preparar unos 3-4 onigiri se precisan 120 gramos o una taza de arroz. Antes de hervirlo, lávelo colocándolo en agua fría y revolviéndolo hasta que el agua deje de quedar turbia por el almidón del arroz. Luego hiérvalo en agua con sal. La regla central es que debe esperar que hierva el agua y luego, rápidamente bajar la llama y dejarlo hirviendo a fuego lento hasta que haya consumido el líquido. Una vez listo, debe enfriar.

Paso siguiente: tome el arroz y arme bolitas o cuadrados. En el centro de esas formas se colocarán los demás ingredientes, previamente picados.

«En mi familia la tradición es comerlos con salmón grillado, ciruelas ácidas marinadas (umeboshi) y un poco de zumo de jengibre», explica Iriyama.

Pero las variantes son ilimitadas. Pueden comerse con pescado ahumado, carne picada o trocitos de filet; con verduras salteadas, con pasta de aguacate… cualquier cosa que se adhiera al arroz queda exquisita.

Arroz relleno y cubierto con una alga. ¡Nutritivo y práctico!

Otros le añaden una pasta de calabaza y sésamo; pasta de maní; queso fresco con pepinillos picantes; chutney de mango; curry tailandés o ensalada de algas marinas.

Y si quiere más, pruebe con pollo al jengibre, carne vacuna dorada o pato teriyake.

Una vez que el relleno esté colocado con algo de presión sobre el arroz, cubra el cuadrito o la bolita con un alga dorada. Puede cubrir la pieza total o parcialmente. El alga sirve para que sea más cómodo a la hora de comer.

dpa

Comentarios

comentarios

Facebook

EDICIÓN MAYO 2017

EDICIÓN ABRIL 2017

EDICIÓN MARZO 2017

EDICIÓN FEBRERO 2017

EDICIÓN ENERO 2017

EDICIÓN DICIEMBRE 2016

DISEÑO DE PÁGINAS WEB

Pin It on Pinterest

Share This