Select Page

Hisahito y Kiko de Japón, sufrieron un accidente de coche

Hisahito y Kiko de Japón,  sufrieron un accidente de coche

El príncipe Hisahito de Japón, tercero en la línea de sucesión al trono nipón, ha sufrido un accidente de coche, tal como ha informado el portal ‘Japan Today’. Tal como informa este periódico, el único nieto varón del emperador Akihito y la emperatriz Michiko viajaba en un automóvil junto a su madre, la princesa Kiko, cerca de la ciudad de Sagamihara cuando se produjo el choque. El chófer de los príncipes se despistó un momento y cuando quiso darse cuenta se había formado un inesperado atasco y colisionó con los coches de delante provocando un accidente múltiple. A pesar de que fue un gran susto, nadie resultó herido, aunque Kiko y Hisahito se fueron directos al hospital para que les hicieran una revisión para comprobar que todo estaba en orden.

La noticia del accidente de Hisahito ha supuesto un gran susto para la población japonesa, pues la mayoría de ellos veneran a los miembros de la realeza y, a sus diez años, el pequeño príncipe simboliza el futuro del imperio. Actualmente, la línea de sucesión nipona es una de las más escuetas: tan solo están presentes el príncipe Naruhito, heredero directo; su hermano Fumihito y el hijo de este. Si a Hisahito le ocurriera algo, la familia imperial debería enfrentarse a un grave problema sucesorio, pues el emperador Akihito tan solo tiene un hermano varón, el príncipe Masahito, quien no tiene hijos y no podría continuar con la dinastía.

Hisahito, el ‘usurpador’ de Aiko

El nacimiento de Aiko de Japón, prima de Hisahito, en 2001 fue una verdadera alegría para los príncipes herederos Naruhito y Masako, quienes, tras varios intentos fallidos de linea-sucesorainseminación artificial y algunos abortos, veían hecho realidad su sueño de convertirse en padres. Sin embargo, a la severa casa imperial y a los miembros del Gobierno nipón no les hizo tanta gracia. Ellos esperaban con ansias que su heredero tuviera un varón para poder continuar con la dinastía, pues en Japón sigue estando vigente la ley sálica, que impide que las mujeres puedan acceder al trono. A pesar de ser la única hija del próximo emperador, Aiko jamás se convertirá en emperatriz porque así lo estipulan unas leyes milenarias que nadie está dispuesto a modificar.

Cuando la joven princesa vino al mundo, los sectores más modernos y abiertos de la sociedad así como del Gobierno intentaron trasladar a la Corona la importancia de derogar una ley que dejaba en tan mala posición a las mujeres. Aunque se hicieron varios trámites y debates sobre ello, finalmente nunca se dijo nada más. Y menos después de que en 2006, el hermano de Naruhito, Fumihito, se convirtiera en padre de un varón, Hisahito. Nada hacía por aquel entonces presagiar que Fumihito y su esposa Kiko volverían a ‘abrir la fábrica de bebés’ casi doce años después de dar la bienvenida a su segunda hija, la princesa Kako. Este gesto de la pareja real de querer tener un nuevo hijo se vio como una estratagema para conseguir el poder y un golpe claro para Naruhito y Masako: nosotros sí tenemos un varón que será el heredero.

 

Comentarios

comentarios

Facebook

EDICIÓN ABRIL 2017

EDICIÓN MARZO 2017

ESCUELA DE FÚTBOL BUSCA PERSONAL

AKASHI LATIN FIESTA ABRIL 30

EDICIÓN FEBRERO 2017

EDICIÓN ENERO 2017

EDICIÓN DICIEMBRE 2016

DISEÑO DE PÁGINAS WEB

Pin It on Pinterest

Share This