Abe envía ofrenda a polémico santuario en aniversario de la II Guerra Mundial

Abe envía ofrenda a polémico santuario en aniversario de la II Guerra Mundial

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, envió hoy una ofrenda al controvertido santuario tokiota de Yasukuni, una práctica habitual que suele generar protestas de países vecinos por la vinculación del recinto con el pasado militarista de Japón.

Abe envió a una donación económica en nombre del gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD), a través de un asesor, que dijo en declaraciones a los medios locales que el primer ministro “siente no poder visitar el santuario”, según informó la agencia Kyodo.

El mandatario nipón ha decidido evitar así personarse en el santuario en el 72 aniversario de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, que puso fin al conflicto, una efeméride en la que numerosos parlamentarios y ministros del país asiático se dejan ver en el recinto, que honra a todos los caídos por Japón en la contienda.

Yasukuni es desde hace años una fuente de tensión diplomática entre Japón y sus vecinos asiáticos, especialmente China y Corea del Sur, dos de los países que más padecieron el colonialismo japonés durante el conflicto y que consideran el lugar como un símbolo del pasado militarista del país del Sol naciente.

En el santuario se honra a todos los caídos por Japón entre finales del siglo XIX y 1945, entre ellos 14 políticos y oficiales del Ejército Imperial condenados como criminales de guerra de clase A por el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente por los actos cometidos durante la contienda mundial.

Con su ausencia, Abe busca no generar tensiones diplomáticas con Pekín y Seúl, con cuyos líderes preparan una cumbre trilateral este año en Tokio, en el que marcaría el primer encuentro de estas características desde noviembre de 2015.

La última ocasión en la que Abe visitó Yasukuni como jefe de Gobierno fue en diciembre de 2013, lo que desató fuertes protestas de estos dos países, e incluso deparó una respuesta de Washington, principal aliado estratégico de Tokio, que sugirió al jefe de Gobierno japonés que no repitieran estas visitas.

Desde entonces, el primer ministro ha evitado personarse en Yasukuni, aunque ha enviado ocasionalmente ofrendas al santuario con motivo de sus festivales de otoño y primavera, así como en la fecha de hoy, aniversario de la rendición, y en la que buena parte del país celebra el festival para honrar a los antepasados.

Comentarios

comentarios

Facebook

EDICIÓN MAYO 2017

EDICIÓN ABRIL 2017

EDICIÓN MARZO 2017

EDICIÓN FEBRERO 2017

EDICIÓN ENERO 2017

EDICIÓN DICIEMBRE 2016

DISEÑO DE PÁGINAS WEB

Pin It on Pinterest

Share This